No todo vale en la guerra por atraer lectores

Una de las primeras cosas que se aprende en las facultades de Periodismo es que los titulares tienen que enganchar al lector, ser atractivos. Cada vez es más habitual ver en las redes sociales titulares del estilo a “las 10 claves…”, seguidos de un enlace para acceder a la noticia completa. Aunque esta muchas veces no tiene nada que ver con lo que se anunciaba en el titular.

Recuperamos un artículo publicado por El País a raíz del anuncio del divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt y el tirón que tuvo en los medios. Todos se hicieron eco de su separación, dejando de lado otras cuestiones de mayor relevancia informativa. Desde el Financial Times, que lo calificó como el “divorcio que sacudió al mundo”, hasta la CNN o The New York Times. La periodista Emma Roller, que colabora en la sección de opinión de este último, hizo estallar la polémica con un tuit como detonante.

1475156982_489873_1475164362_noticia_normal_recorte1

Foto: El País

“Guau, fue por esto por lo que Angelina rompió”, escribió. Hasta aquí todo normal. Sin embargo, a continuación se incluía el enlace a un reportaje de investigación que desvelaba que Trump desvió fondos de su fundación benéfica para pagar las facturas de pleitos legales relacionados con sus negocios. Parece que los meses y meses de investigación de David Fahrenthold no podían competir con la ruptura del año.

Pero no todo vale en esta guerra para atraer lectores. ¿Se puede engañar al lector con un titular que no se corresponde con la noticia para desviarle a otra información -y que, en este caso, no tiene nada que ver-? ¿Se puede mezclar investigación con prensa rosa y sensacionalismo? No es serio. Y además perjudica a la credibilidad de los periodistas.

Debería preocuparnos también el hecho de que hayan creído necesario recurrir a la historia de la ruptura de ‘Brangelina’ para conseguir que el lector lea un reportaje de investigación política. Pero eso es otro tema.

Estándar

¿Periodismo?

“Aberrante”. Así califica el diario publico.es la noticia publicada por el diario alerta digital en el que se informa sobre el reciente embarazo de la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

ada-colau

El desafortunado titular ya nos adelanta lo que será una noticia totalmente sacada de contexto y con un claro interés de criminalizar al colectivo feminista que defiende el aborto tachándolas de “perroflautas españolas”. Parece una broma pero no lo es. Las redes sociales se han inundado de publicaciones y comentarios en contra de este diario digital.

Pero indagando un poco más sobre este medio no nos sorprende este tipo de informaciones, ya que, según el diario publico.es, el pasado marzo la Comisión Antiviolencia propuso multar al medio con 60.000 euros por las expresiones que utilizaba el programa La Ratonera, emitido en alerta digital, para calificar a vascos y catalanes. En concreto la frase del conductor del programa, Armando Robles, era “¿Dónde metemos a esos 70.000 cerdos, vascos y catalanes, que van a acudir a la final de la Copa del Rey a degradar los símbolos de nuestra nación?”.

 

Estándar

La manipulación a través del lenguaje en la prensa escrita

El pasado miércoles un grupo de estudiantes boicoteaban una conferencia de Felipe González, expresidente del Gobierno, y Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa y editor de El País, en la Universidad Autónoma de Madrid.

Lejos de condenar o no la manifestación y de debatir si está en juego el derecho a la libertad de expresión de los universitarios, queremos analizar el tratamiento que han hecho los medios de comunicación del suceso partiendo de dos ejemplos:

Esta imagen, compartida en Facebook por la página ‘Muy Bastas’, suscita la siguiente reflexión: las palabras que se eligen para describir una realidad y el uso que se hace del lenguaje influye mucho en la interpretación que se hace de la misma.

14725651_1799076643705102_5822537764486949499_n

Imagen: Facebook de ‘Muy Bastas’.

En el primer caso vemos cómo El País tacha de “violentos” a los estudiantes por boicotear la conferencia de González y Cebrián. Este último, recordamos, editor del periódico mencionado. En el segundo caso, se produce un episodio de homofobia que termina en una agresión a dos jóvenes. Aquí el sujeto del titular es “una decena de personas”.

¿Es más grave el suceso que describe el tuit de El País que el que describe La Sexta? ¿Si Cebrián no hubiese sido el editor de El País, hubiesen utilizado esos términos?

El segundo ejemplo al que recurrimos es este artículo de eldiario.es en el que se analiza el tratamiento que le han dado al boicot los principales periódicos españoles. En sus portadas y editoriales han comparado la manifestación con el terrorismo de ETA, el fascismo y el golpe de Estado. ¿Es ético que la prensa haga estas comparaciones?

Estándar

Violencia de género en los medios

016

Si sufres maltrato, llama al 016/ Foto: El Comercio.

En lo que va de año ya han sido 34 las mujeres asesinadas en este país por violencia machista. Los medios de comuniación juegan un papel muy importante en la difusión de estos casos en la sociedad. Por eso, algunos movimientos feministas en las redes sociales demandan la actualización de un código para el tratamiento de este tipo de informaciones para concienciar a la población y comenzar a educar desde la igualdad.

En primer lugar, la figura del maltratador no debe representarse como la de un enfermo. De esta manera se victimiza y se quita parte de culpa al acto de violencia. Un maltratador no es un enfermo mental, es un machista.

Tampoco debemos utilizar la frase “una mujer ha muerto”. Las mujeres que han muerto por violencia de género no han muerto, han sido asesinadas a manos de hombres, por lo tanto, la relidad será “un hombre asesina a su mujer” o “una mujer es asesinada”. Los periodistas debemos utilizar el lenguaje de manera que la realidad sea contada tal cual es y el público la entienda.

Por último, concienciar a la población es una tarea aún pendiente para los medios. La raíz del problema es una sociedad machista que debe caminar hacia la igualdad total entre hombres y mujeres.

 

Estándar

El papel de los medios en la condena de delitos

Hace una semana veíamos en un programa de la cadena más polémica del ámbito nacional las declaraciones del abogado de uno de los cinco acusados por violación en las fiestas de San Fermín este verano. Curiosamente, un nuevo caso ha salpicado a estos cinco amigos que se hacían llamar “la manada”. Valoraciones a parte, esta vez trataremos el papel de los medios para la condena de este tipo de delitos.

Tras saltar la noticia a los medios, toda o casi toda la sociedad ha opinado sobre el tema en los medios y en las redes sociales, la mayoría condenando la actuación de estos cinco individuos. Es curioso que el abogado de uno de ellos se prestara a acudir a un programa de televisión a intentar defender algo que ya ha condenado toda la población española. El defensor de uno de los presuntos violadores se centró en criticar el papel de la prensa. Según él, el vocabulario utilizado para informar sobre el hecho no era el apropiado ya que los medios habían formado una imagen predeterminada sobre el grupo de amigos en la población.

Una cosa está clara, los mensajes de WhatsApp están ahí. El vídeo de la agresión sin consentimiento, como dice el juez, está ahí. Y los “presuntos violadores” continúan en prisión. Por lo tanto no creemos que sea un error por parte de los medios y menos en  un tema tan serio como este. Hace poco una nueva víctima salió a la luz y en este caso sí podrían declararse como presuntos.

Los medios tienen un papel muy importante en este tipo de informaciones. Son los intermediarios entre la población y la realidad, forman imágenes predeterminadas sobre hechos de actualidad y el lenguaje utilizado tiene mucho que ver.

Estándar

‘As’ pide disculpas a Piqué tras el anuncio de su retirada de la Selección

Pocas veces vemos en la prensa ejemplos del derecho de rectificación. Sin embargo, esta misma mañana el diario ‘As’ publicaba un editorial en el que su director, Alfredo Relaño, pedía perdón a Gerard Piqué en nombre del periódico deportivo.

1476038703_762071_1476048558_album_grande

Piqué durante el partido de clasificación contra Albania / Foto: As

El central del Barcelona y de la Selección española anunciaba su retirada de la Roja tras el Mundial de 2018, cansado de que se cuestione su profesionalidad y su compromiso con la selección. La de ayer fue “la gota que colmó el vaso”, en palabras del jugador. Al finalizar el partido de clasificación contra Albania, las redes sociales se incendiaron por la decisión del ‘3’ de la Selección de recortar las mangas de su camiseta. Algunos interpretaron que lo había hecho para recortar los ribetes rojo y amarillo de la bandera española, ya que el jugador se ha declarado independentista en varias ocasiones. Sin embargo, la camiseta de manga larga con la que suele jugar el catalán no lleva esos ribetes, a diferencia de la de manga corta. Fue tal el revuelo generado por los comentarios en las redes que el central tuvo que salir a explicarlo en zona mixta con la camiseta de su compañero Sergio Ramos.

El diario ‘As’ se hizo eco de la ‘anécdota’ y la publicó durante un tiempo en su edición online, sin contrastar la información y basándose solo en lo que se comentaba en las redes sociales. Tras el anuncio del central de retirarse de la Selección, el diario deportivo rectificaba y pedía disculpas al central mediante un editorial titulado: “Piqué siempre ha sido ejemplar en la Selección española”.

Estándar

Suicidio, ¿tabú?

Cada cuarenta segundos se suicida una persona en el mundo, según el diario 20 minutos. Pero curiosamente la sociedad vive paralela a esta realidad. En esta entrada vamos a hablar sobre el tratamiento que los medios dan a este tipo de informaciones y el impacto que causan en el público.

Generalmente, este tipo de noticias no suelen aparecer en los medios de comunicación, aunque en ocasiones es inevitable tocar el tema por la trascendencia de la información. Por ejemplo, el suicidio de una persona no pública no es mediático, pero si por el contrario la persona es conocida la información cobra valor. Según el libro de estilo de El País, los periodistas deben ser prudentes en la publicación de estas noticias ya que la psicología ha podido comprobar que su difusión puede incitar a otras personas a quitarse la vida.

Los periodistas tienen un papel muy importante en el comportamiento de la sociedad. Su función es formar y concienciar. De esta manera, se suelen llevar a cabo una serie de precauciones a la hora de publicar suicidios en los medios de comunicación, según la revista digital Fronterad.

En primer lugar, se deben evitar las explicaciones basadas en rumores. En ningún momento se debe justificar la acción y no se debe asociar el suicidio a una solución, por último, los porcentajes deben utilizarse con precisión y precaución. Además de todo esto, el lenguaje toma un papel muy importante.

 

Estándar